Matallanas: «Las peonadas son el mayor enemigo de las listas de espera sanitaria»

  • El exgerente del HUCA compareció en la comisión parlamentaria de investigación, donde abogó sobre la necesidad de «actuar sobre la demanda», sobrepasada en varios servicios

La comisión de investigación de listas de espera de la Junta reanudó está mañana sus sesiones. Las comparecencias de esta semana serán las últimas de un proceso parlamentario iniciado hace casi un año. Las declaraciones culminarán el miércoles, 1 de febrero, con la intervención de los máximos responsables de Sanidad en las tres últimas legislaturas: José María Navia-Osorio (Foro), Faustino Blanco (PSOE) y el actual consejero Francisco del Busto. Esta mañana el turno fue para el exgerente del Área IV, El exgerente del Área IV, Manuel Matallanas

Manuel Matallanas, jubilado desde septiembre de 2016, pero que fue quien participó en elproceso de traslado del nuevo HUCA y quien cogió las riendas del complejo sanitario una vez culminado el proceso de mudanza debido a la destitución del entonces responsable Jaime Rabanal y buena parte de su cúpula. En su comparecencia ante la comisión, Matallanas señaló que las polémicas ‘peonadas’, supuestamente prohibidas en Asturias desde septiembre de 2012 cuando entró en vigor la jornada de tarde, “son el mayor enemigo de las listas de espera”.

El facultativo, especialista en radioterapia, señaló que “siempre mantuve la misma opinión.

Las peonadas no hacen más que multiplicar el consumo y animar la demanda”. En este sentido, abogó por trabajar en llegar a acuerdos de actividad con los diferentes servicios y en “actuar sobre la demanda”, desbordada en varios servicios, indicó.

En el transcurso de la comisión, y en el turno de intervención de Podemos, el diputado Andrés Fernández Vilanova, denunció la derivación de pacientes de radioterapia del HUCA a centros privados, entre ellos, el IMOMA, por la falta de actualización de un sistema informático en el acelerador de última generación de La Cadellada. Asimismo, puso de manifiesto el incumplimiento por parte de la Consejería de Sanidad y del propio hospital, de incorporar un cuarto acelerador como se habían comprometido cuando se anunció la construcción del nuevo hospital.

Quien también compareció en la comisión fue el actual director del HUCA, Pablo Fernández, quien indicó que las demoras tanto quirúrgicas como ambulatorias “han mejorado en el último año”, aunque admitió que aún tenían por delante el objetivo de erradicar las demoras de más de seis meses, en las que ahora hay unos 400 pacientes. Sobre el conflicto en Urología, donde Podemos denunció listas de espera quirúrgicas para enfermos de cáncer de más de cincuenta días, Fernández aseguró desconocer datos concretos ya que la gestión de las demoras por servicios “está fuera de mi gestión”. En todo caso, negó que la dirección del HUCA haya decidido intervenir o supervisar cómo Urología organiza su actividad quirúrgica. “Tenemos programas de colaboración con todos los servicios, Urología es uno más”. Lo que sí admitió el director del HUCA es haber recibido a profesionales de Urología descontentos con la organización del servicio que dirige Ramón Abascal y afirmó que estos problemas “se retrotraen a veinte años atrás, como mínimo”.

La comparecencia de hoy culminó con la declaración del gerente del Área V, Miguel Rodríguez, director médico del HUCA en la pasada legislatura y uno de los directivos que participó activamente en el traslado al nuevo hospital.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *