Faustino Blanco: “Silicosis va a mantener su identidad y su cartera de servicios”

El consejero de Salud dice que el traslado del Instituto se hace “sin improvisaciones”, pese a las críticas del personal sanitario

17.1Oviedo, P. R.  El consejero de Salud, Faustino Blanco, afirmó ayer que el Instituto Nacional de Silicosis “va a mantener su identidad y su cartera de servicios y va a desarrollarse en lo clínico hacia el futuro”, y aseguró que el traslado al Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) se está produciendo “sin sobresaltos, sorpresas ni improvisaciones”.

Blanco, que asistió en la Junta General del Principado a un simulacro de intervención, en uno de los actos programados con motivo del “Día europeo del paro cardiaco”, considera que el número de enfermedades neumológicas relacionadas con el trabajo y el medio ambiente está creciendo. “Tenemos nuevos nichos de intervención, ya no se trata sólo de la minería, hay canterías o nuevos productos que están en el mercado y que producen contaminación ambiental que afecta a enfermedades respiratorias. Nada desaparece, se trata de mejorar todo”, añadió.

El consejero de Salud aseguró que su departamento está tratando de potenciar el nuevo perfil del Instituto Nacional de Silicosis, referencia nacional para las enfermedades neumológicas. Blanco se refirió a las manifestaciones realizadas hace unos días por el director del centro, el doctor Pere Casan, quien advertía que “la neumología ocupacional tiene un presente más rico que nunca en Asturias”.

Silicosis inició el pasado lunes un proceso de traslado de servicios, todavía no finalizado, al HUCA, en lo que se considera el primer ajuste organizativo relacionado con la apertura del nuevo hospital, en La Cadellada, en Oviedo. La UVI no se clausurará mientras tenga pacientes hospitalizados. El cierre del Instituto y sobre todo de su servicio de urgencias ha sido muy cuestionado entre los profesionales y trabajadores, así como entre algunos de los grupos políticos que forman parte de la Junta General. El diputado de IU en el Congreso, Gaspar Llamazares, exigió el pasado lunes al Gobierno de Javier Fernández que mantuviera el Instituto.

En algunos de esos medios se atribuye el cierre exclusivamente a criterios economicistas y se teme que los catarros y la gripe que comienzan a aparecer en el otoño agraven la situación de este tipo de pacientes con problemas respiratorios, buena parte de ellos crónicos.

“Las urgencias del HUCA están perfectamente preparadas para acoger las de Silicosis; una organización tan compleja como el HUCA puede asumirlas sin problemas”, indicó el Consejero. Y añadió: “Queremos incorporar a esas urgencias el conocimiento que había en Silicosis para mayor garantía de que la calidad se cuida en ese servicio”.

0.2013 | 10:46 Diario “La Nueva España”

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *