«Están desmantelando la sanidad, por mucho que el consejero lo niegue»

«Están desmantelando la sanidad, por mucho que el consejero lo niegue»

Familias afectadas, profesionales sanitarios, miembros de la plataforma de usuarios y políticos a las puertas del hospital del Oriente. / G. P.
Familias afectadas, profesionales sanitarios, miembros de la plataforma de usuarios y políticos a las puertas del hospital del Oriente. / G. P.

Familias de Cabrales y las Peñamelleras, médicos de Urgencias y la plataforma de usuarios exigen equiparar el área sanitaria VI al centro de Asturias

GLORIA POMARADA ARRIONDAS.

Más de cuarenta afectados por la situación que atraviesa el área sanitaria VI se concentraron ayer ante las puertas del hospital Grande Covián de Arriondas para exigir «los mismos derechos» existentes en otros puntos de la región. La de la pasada mañana fue la primera de las movilizaciones conjuntas programadas por los profesionales sanitarios de las Urgencias del centro hospitalario y las familias de los 270 niños de Cabrales y las Peñamelleras que desde hace más de mes y medio carecen del servicio de pediatría en sus ambulatorios.

Los problemas que sufren estos colectivos, explicaron, corresponden a un mismo origen: «la mala organización» en materia de personal, que amenaza con «acabar con todo en las alas y nada más que mirar para el centro».

Esas carencias organizativas se manifiestan en el caso de las familias de menores cabraliegos y peñamelleranos, y también de Llanes y Ribadedeva, en la ausencia de un segundo pediatra asignado a la zona. Tras la marcha de la profesional con plaza en Llanes, la Consejería de Sanidad se comprometió con alcaldes y afectados en una reunión mantenida el 24 de enero a buscar soluciones al problema. Este mismo martes, un grupo de madres acudió a la Junta para obtener del gerente del Servicio de Salud del Principado (Sespa) las mismas «buenas palabras, que se las lleva el viento».

«Seguimos sin centro de referencia, sin estar asignados a un cupo y sin aparecer en las estadísticas. No tenemos servicio de ningún tipo, ni de médico de familia ni de pediatra», explicó Begoña Díaz, portavoz de las familias afectadas. La solución propuesta por Sanidad de derivar un pediatra de otras zonas un día por semana tampoco se ha mantenido, recuerda. «La de Ribadesella vino solo un día, que era justo el que coincidía con la reunión del consejero», señaló Díaz.

Tampoco el compromiso de revisar a qué cupo están asignados se ha efectuado, recordaron. Ni el adquirido con los alcaldes de Cabrales y las Peñamelleras de mantenerles informados sobre las posibles variaciones del servicio. «No nos dicen nada ni nos mandan información a través de los ayuntamientos, creemos que ha habido alguna tarde de refuerzo en Llanes y no lo entendemos. Sería más fácil mandar a alguien a nuestros concejos», defendió la portavoz.

Al contrario que la postura defendida por el consejero Del Busto la pasada semana, cuando negó en la Junta el desmantelamiento del hospital de Arriondas, cabecera del área sanitaria VI, las familias entienden que las pruebas indican lo contrario. «Por mucho que digan que no se está desmantelando, poco a poco sí se está haciendo. Partimos de la base de la educación y ahora está pasando lo mismo con la sanidad, te empujan sutilmente a que termines yendo a vivir a la zona centro si quieres tener los mismo servicios que otros ciudadanos que pagan los mismos impuestos que tú», lamentó Díaz.

Por su parte, el personal de Urgencias afeó al partido en el Gobierno su «doble rasero» a la hora de defender derechos laborales de los trabajadores. Como ejemplo citaron la presencia de miembros del PSOE en la manifestación del pasado sábado de Guardia Civil y Policía Nacional, en la que exigieron la equiparación salarial con las policías autonómicas. «Piden para los trabajadores que no son de su competencia lo mismo que niegan a los suyos, me parece algo de total incongruencia», señaló César González, portavoz de los médicos de Urgencias del hospital de Arriondas.

No obstante, el apoyo a esos otros sectores dependientes de la administración central les hace confiar en que «estarán dispuestos a llegar a un acuerdo con nosotros». La negociación recaerá en el nuevo gerente del área sanitaria VI, José Manuel Llera, que este martes se incorporaba al cargo. «Esperamos a lo largo de esta semana poder reunirnos con él y ver la disposición que tiene el equipo directivo de resolver nuestro problema», apuntó. De lo contrario, barajan reunirse con grupos políticos locales para trasladarles su situación.

Apoyo de la oposición

Estos dos colectivos estuvieron acompañados es sus reivindicaciones por la Plataforma en defensa del hospital de Arriondas y representantes políticos, entre los que se encontraban las diputadas Marifé Gómez (PP) y Paula Valero (Podemos), el alcalde de Cabrales, Francisco González (PP), y ediles de Ciudadanos y Podemos en Ribadesella y Cangas de Onís.

«Estamos un poco desorientados porque falta personal en todas las especialidades, sobre todo en oftalmología y en urología, es un verdadero desastre. Este hospital necesita un renuevo total, esperamos que con el nuevo gerente recobre lo que se merece y lo que necesitan los usuarios», valoró Agustín López-Rivas, portavoz de la platafor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *