El Principado partirá Medicina en dos y enviará al HUCA los tres últimos cursos

El Ejecutivo mantiene el “compromiso” de crear un campus de la Salud, pero admite que carece de presupuesto para la mudanza íntegra de la Facultad

Oviedo, Álvaro FAES  Solución salomónica del Principado para la situación de los estudios de Medicina ante la próxima apertura del HUCA en La Cadellada. El Gobierno regional anunció ayer que los alumnos de los tres últimos cursos (4.º, 5.º y 6.º) “realizarán toda su actividad teórica y práctica” en los aularios de la nueva instalación sanitaria. Los matriculados hasta tercero permanecerán en el actual edificio del campus del Cristo, según avanzó ayer el consejero de Presidencia y portavoz del Ejecutivo regional, Guillermo Martínez, tras la reunión semanal del Consejo de Gobierno. Expresó además “el compromiso” de la Administración asturiana con la creación del campus de Ciencias de la Salud en el entorno del equipamiento hospitalario -tal como aparecía en el proyecto original-, aunque lo vinculó a una mejor situación en la economía. “Somos los promotores de esa idea, nadie puede sostener lo contrario. Sigue siendo una prioridad, lo ha ratificado el consejero de Sanidad, y tenemos la voluntad de impulsar ese campus vinculado a la innovación y el desarrollo tecnológico. Pero debemos hacer frente a la situación económica actual, así que ese desarrollo se completará tan pronto como sea posible, siempre teniendo en cuenta las contingencias económicas que afectan a las administraciones”, dijo.

La opción de partir en dos los estudios de Medicina es la salida del Gobierno regional tras comunicar a los responsables académicos que no sería posible el traslado íntegro de la Facultad de Medicina y Ciencias de la Salud al entorno del HUCA. Sucedió durante la última reunión de la comisión de seguimiento entre la Universidad y Sanidad, según figura en las actas del encuentro, como adelantó este periódico el martes pasado. En las conversaciones posteriores a la decisión, el consejero de Sanidad, Faustino Blanco, llegó a plantear a las autoridades docentes la puesta en marcha de autobuses lanzadera entre el Cristo y La Cadellada para facilitar el desplazamiento de los estudiantes a la hora de realizar las prácticas hospitalarias.

Sin embargo, la solución del Principado pasa ahora por desplazar hasta el HUCA a los alumnos de los tres últimos años de Medicina. “Todas las áreas de esos cursos se harán dentro del hospital, en un aulario perfectamente equipado que ya es una realidad”, dijo ayer el portavoz del Gobierno, sin referirse a la situación de los alumnos de Enfermería, Fisioterapia y Odontología, que también cursan sus estudios en la Facultad de Medicina y Ciencias de la Salud y tienen prácticas hospitalarias.

Fuera de la medida del Principado quedarían los alumnos de tercer curso de Medicina, que permanecerían en el Cristo, a pesar de que el plan de estudios presenta alrededor de un 50 por ciento de prácticas. La complejidad del grado de Medicina la convierte además en una de las carreras con más alumnos que arrastran asignaturas de cursos anteriores, algo más del 80 por ciento, lo que haría que estudiantes de cuarto y quinto, instalados en La Cadellada, tuviesen que desplazarse hasta el Cristo para sus materias de cursos anteriores.

Por otra parte, Agustín Iglesias Caunedo, alcalde de Oviedo, señaló que el traslado de Medicina al entorno del nuevo HUCA es “imprescindible” y que esta decisión contó con el “consenso académico y político” cuando se planteó en su momento. El regidor advirtió de que si la mudanza no se produce “restaría capacidad y en la calidad a la Universidad y al HUCA”.

25.10.2013 | 10:11

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *