Blanco respalda la Unidad de Trasplante frente a «los agoreros del mal»

El consejero señala que el grupo de trasplantes «goza de buena salud»  y anticipa un plan para mejorar la atención de  los enfermos crónicos
08.11.13 – 00:11 -R. MUÑIZ | OVIEDO. Diario “El Comercio”

reunion sanidad 01.jpgLa unidad de transplante cardiaco del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) intervino a 16 pacientes el año pasado. Su actividad ha descendido «porque actuamos aguas arriba, preventivamente y contra los problemas de insuficiencia cardiaca». El grupo tiene «una alta calidad» y pese al contexto económico «se puede mantener».

Así lo declaró ayer el consejero de Sanidad, Faustino Blanco, quien defendió que la unidad «goza de buena salud» y descartó que esté en juego su continuidad. Esta semana el presidente de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT), Rafael Matesanz, recuperó el debate al recordar que su departamento ha sugerido la eliminación de cuatro unidades de trasplante en el país.

El consejo está incluido en el documento ‘Criterios de planificación de trasplantes’ donde se señala como «deseable» que estos grupos «en ningún caso» realicen menos de 15 intervenciones al año, siendo «deseable» que tampoco excedan la veintena.

El trabajo de la ONT «probablemente» se traduzca en un informe al Consejo Interterritorial, indicó Blanco. «Lo estudiaremos cuando toque pero estamos comprometidos con nuestra cartera de servicios y satisfechos con el trabajo de la unidad», destacó el titular de Sanidad. El consejero observa que el debate de estos días estuvo azuzado por «grupos de interés que sobreactúan en política queriendo alcanzar un protagonismo que siempre está basado en la alarma social». «Otros entre bambalinas actúan para crear problemas», agregó. Frente a los «agoreros del mal», Blanco instó a mantener la calma pues «no tenemos ninguna preocupación con la unidad».

Blanco se expresó en estos términos antes de la reunión de un Consejo Asesor de Sanidad que contó con la presencia del doctor Manuel Oyero, director del Plan Andaluz de Atención al Paciente con Enfermedades Crónicas. El motivo de la asistencia es hilvanar un futuro plan intergal que permita mejorar la atención a los pacientes que arrastran una enfermedad de por vida.

Formar al paciente

«Es el nuevo paradigma de la atención sanitaria, hasta ahora atendíamos a pacientes agudos, con un problema puntial, ahora hay que pensar en perfiles pluripatológicos y adaptarse», indicó el consejero asturiano. Blanco señaló que las tasas de cronicidad están vinculadas a la edad de la población y que en el caso asturiano el 22% de la población está por encima de los 65 años.

«Lo óptimo es que el paciente crónico sepa él mismo cómo actuar», aconsejó el doctor Oyero. El paradigma de la cronicidad pasa así por que quien tiene una enfermedad tipo diabetes, asma o hipertensión «estén formados» en los cuidados que precisan en cada momento y «se mantengan activos», expuso el director del Plan Andaluz.

Además de preparar mejor a los pacientes, Oyero a coordinar mejor las asistencias: «Tenemos por un lado una atención primaria y Hospitales que no colaboran, y del otro lado hay una atención sanitaria y una red de asistencia social que se dan la espalda».



 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *